... Saltar al contenido
Reflexiones de DIOS

¿Como tener a Dios con nosotros?

¿Como tener a Dios con nosotros?

Dios está con nosotros

Antes de comenzar hablar de Como tener a Dios con nosotros; recordemos el artículo anterior, donde se refiere a ¿Quien es Dios?; por esto le damos la fundamentación de que es lo máximo, es superior, es omnipotente y poderoso. No porque es vida y está en mí; si no porque Dios hace de nosotros seres felices; y lucha contra nuestras desviaciones promovidas por lo contrario de lo bueno.

Dios está con nosotros

Ahora bien, ¿cómo tener a Dios con nosotros?, es realmente una necesidad de vida, porque de este modo somos felices; y quien no desea ser feliz?; pues, cada uno de nosotros nos desarrollamos en contextos con diferentes culturas y creencias; sin embargo estas creencias todas, absolutamente todas van a concluir en un ser supremo que le llamamos Dios; nuestro Dios, el Dios que está nosotros.

Ser feliz entonces es una propuesta inicial; pero como ser feliz todo el tiempo, obviando las incidencias del contexto social donde evolucionamos?. Es parte de un proceso de formación donde la disciplina, la sapiencia, el control, el Amor; pero sobre todo la Fe en lo que haces; es realmente lo que te conlleva a convertirte en un auténtico Ángel ante las circunstancias y ante el resto de las personas que te conocen y las que no te conocen; porque llevas un aura que te acompaña a todas partes y en todos los eventos de tu vida. Solo debes creer en Dios; tu Dios, el Dios de todos. De esta manera es en la que vive Dios con nosotros.

Tener una relación con Dios

Tener una relación con Dios incide en la activación de ciertas dinámicas de vida que te fortalecen todo el tiempo; estas dinámicas de vida con Dios, satisfacen el Espíritu Santo desde cualquier filosofía religiosa y desde cualquier creencia divina. Considerando que estas dinámicas se encuentran asociadas a la comunicación con Dios desde adentro; es por ello que cuando Oramos; o Rezamos o sencillamente conversamos con El, o desarrollamos el ritual que involucra tu religión; pues, va a comprender a su hijo, que somos nosotros.

Una relación con Dios es considerada en nuestra sociedad algo normal, pero sin excesos; al igual que la Biblia al ser considerada con excesos culturales y arraigos, entonces la gente comenta que estás loco o te falta un tornillo. Pero, como se siente la presencia de Dios en mi vida; solo tú lo sabes, solo tú evitas estar con Él; es así como la relación con Dios se convierte en algo cotidiano pero profundo, sincero y extraordinariamente convincente ante los demás. La relación con Dios es posible desde tu Corazón sincero y convencido.

Como demostrar el amor de DIOS a los demás

Provocar la presencia de Dios en cualquier escenario, requiere estar convencido profundamente; la convicción de lo que no se ve; pero se siente, es diferente a estar convencido de algo tangible o físico porque puedes tocarlo. Sin embargo, lo que no se ve pero se siente te acompaña toda la vida, el resto es material.

Demostrar el amor de Dios a los demás incide en un caudal de eventos literarios donde la palabra es necesaria; pero el ángel que arrastras como un aura en tu imagen, es y será siempre un evento que convence y permite demostrar a todos el Amor de Dios; que El existe y está vivo entre nosotros.

El amor a Dios es realmente casi inexplicable cuando alcanzas el primer nivel; entre tanto, cuando desarrollas otros niveles, tu corazón se convierte en un eterno enamorado de la fuerza divina de Dios, el Dios todopoderoso y casi inexplicable entre los hombres; pero que en todas las culturas del mundo Él está allí involucrado en diversos rituales y en cada intención del hombre por convertirlo suyo; pero Él es de todos. El amor de dios es de todos; y todos experimentamos de alguna manera el amor de dios desde nuestras concepciones culturales.

Dios es vida

Cuando hemos estado quebrantados de salud, enfermos por alguna razón; pues, hemos podido experimentar ciertos acercamientos e incidencias casi paranormales; porque si hemos pedido o hablado con Dios para que nos permita recuperarnos; entonces se ha producido algo con tu vida.

La vida es la forma de vivir en sociedad, si no estamos vivos, sencillamente no estamos aquí. Pero te has preguntado alguna vez, si realmente estamos siendo acompañados por seres que no vemos?… Esas almas que dicen merodean en algunas partes?… En verdad, la vida nos permite desarrollar todo, absolutamente todo lo que en vida hacemos, de lo contrario no lo podemos hacer.

Desde estas consideraciones, la vida es un evento que viene acompañado con la voluntad divina de Dios; el dios que nos acompaña toda la vida, para que de algún modo acompañemos y estemos presentes en los momentos difíciles de otras personas; y otros estén presentes con nosotros cuando necesitamos. Es en definitiva la dinámica de la vida; es en conclusión Dios y la vida en nosotros. Creamos o no, Dios está con nosotros simpre; dios está en nuestras vidas siempre y eternamente.

Articulo que te podrá interesar: La fe en Dios

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *